SUSCRÍBETE y SIGUE MI BLOG POR EMAIL

martes, 26 de septiembre de 2017

MUJER EMPRENDEDORA, ¿VALIENTEs O INCONSCIENTEs?

LA MUJER EMPRENDEDORA, ¿ES INCONSCIENTE O VALIENTE?
Es las dos cosas a la vez y mucho más.


A) Qué debe saber toda mujer que se lanza a emprender:

1- Siempre habrá agoreros que tratarán de desanimarte
2- A veces, esa persona agorera, serás tú misma para ti.
3- Si otra/os lo intentaron y lo lograron, tu también.
4- Tendrás 'fracasos' antes de cosechar el éxito
5- Los fracasos no existen, sólo son resultados NO deseados
6- Deberás trabajar tu relación con la frustración y acostumbrarte a ella
7- Nunca dejes de perseguir tu sueño, puesto que quien la sigue, la consigue
8- Ten clara tu meta y por qué quieres esa meta
9- Diseña una estrategia para lograr tu meta
10- Revisa tu estrategia: mantén lo que te funciona y tira lo que no
11- Tu vida no la va a vivir nadie
12- Tu conciencia es tuya y de nadie más. Ergo, haz las cosas acorde a tus valores
13- No te relaciones ni un segundo con el victimismo
14- Nadie te hará nada que tú no le consientas
15- NO regales tu talento
16- Si alguien no muestra interés por ti después de 3 intentos, déjalo correr.
17- Busca gente que vea tu talento y crea en ti
18- Apártate de la gente celosa, de los que se quieran aprovechar de ti, de los envidiosos, de los negativos, de los oportunistas...
19- Si eres profesional liberal cuida de que tus honorarios honren tus conocimientos y grado de profesionalidad
20- No cobres por debajo de tu calidad: es mejor pasarse que no llegar
21- Define el 'éxito' y vive acorde a tu definición.
22- Define tu zona de 'amuermamiento' y ¡no entres en ella!
23- Establece tus Innegociables
24- No tengas por cliente a nadie a quien tu no contratarías
25- No permitas que nadie se burle de 'tu producto' ni de ti (en ningún sentido).
26- Asume que, al principio, nadie creerá en ti. Es más, posiblemente casi todos esperarán a que triunfes para hacerlo.
27- La meritocracia no es habitual, la mediocridad si
28- Tienes toda la vida para lograr tu sueño
29- NUNCA tires la toalla. Mejor, cógela y vete un rato a la playa a descansar y a dejarte inspirar por las olas del mar...
30- Tienes derecho a intentarlo, y también a cambiar de sueño.
31. Sé original, no imites a nadie.



B) Emprender es para toda aquella mujer con independencia de criterio a la que no le gusta que la manden y tiene muy claro su escala de valores.
No todas las personas quieren llevar liderar su vida. El que una mujer prefiera trabajar en equipo por cuenta ajena en lugar de montar empresa o negocio, no la convierte en una fracasada. 
Son simplemente opciones. 
Cada persona tiene una manera de vivir su vida, un estilo..


¿CUÁL ES TU ESTILO?

¿Prefieres trabajar sola o con un equipo hecho a tu imagen y semejanza?
Cuando viajas, ¿cómo sueles hacerlo?
Nuestro estilo al viajar cuenta cosas muy interesantes sobre nuestra manera de liderarnos en la vida.





Si escoges tener equipo:
- procura no cometer los mismos errores que criticaste a otros en el pasado
- recuerda que no es fácil se jefa
- averigua tu estilo de liderazgo
- no negocies a la baja
- no seas amiga ni 'madre' de tu equipo, sé su jefa
- define el perfil profesional y humano de tu/s colaborador/es
- no pienses que te hace un favor quien acepta que le contrates
- ten claro el peor o peores escenarios posibles
- dedica tiempo a analizar los 'potenciales problemas' que puedan surgir
- si no eres competente como jefa, búscate alguien que te enseñe (invierte en ti)
- si no tienes madera de líder, al menos aprende a ser buena manager
- no temas ponerle los límites a tu equipo: más vale ponerse roja una vez que ciento amarilla
- no toleres que nadie te trate como a una niña, una inferior, una hija, una madre... 
- Si tus colaboradores tienen más edad cronológica que tu, no te acomplejes. La edad cronológica no pone ni quita inteligencia ni profesionalidad 
- Clientes: no le toleres a ningún hombre que te trate de forma condescendiente. Tampoco le aceptes a ninguna mujer que trate de hacerse amiga tuya con el fin de no tener que pagar tus honorarios o tus servicios o tu producto...
- El éxito o fracaso de un negocio no sólo depende del dinero o capital, tiene mucho que ver con el estar dispuesta a aceptar -y comportarse en consecuencia-, que nadie nos regala nada y que todo requiere un esfuerzo.
- Si tienes que despedir a alguien, hazlo. Y, hazlo antes de que esa persona te emponzoñe el equipo.
- No temas equivocarte: errar es humano, rectificar es de sabios.
- Si es necesario ofrecer disculpas, hazlo.  Es más, deberías hacerlo antes de que nadie te lo recuerde... Ya que, como jefa, debes ir siempre 'varios pasos' por delante de tu equipo.
- Recuerda que también debes ser jefa de ti misma: la jefa debe jefear a la jefa.






C) Mis vivencias.
No soy emprendedora en el sentido más habitual. Pero lo soy al estilo rosettiano.

No lo soy porque no he creado una empresa. Empero, he creado MI VIDA, la vida en Rosetta... No es una empresa business, es mi misión hadada, o sea, una empresa espiritual. 

Soy la directora de mi vida.

Siempre he ido por libre, no puedo no hacerlo ya que va contra la salud de mi alma.

Tengo muy asumidas las consecuencias de no hacerle la pelota a nadie. Y, ¡me ha ido de maravilla!

He creído en mi por encima de todas las voces que me decían 'no puedes', 'no debes', 'no conoces a nadie', 'nadie te conoce', 'eres muy orgullosa', 'no deberías ser tan individualista', y etc etc...

No me gusta envidiar ni copiar a nadie. Cada persona debe vivir su vida acorde a sus creencias, valores, principios, capacidades y misión vital. Yo he optado por NO hacer 'karaoke business'.

Tengo muy claro quién soy. Adoro vivir la vida a mi aire.

No tengo miedo a equivocarme: el derecho a experimentar es uno de los que más me gusta.

Antes de liderar mi vida fui directiva y dirigí equipos. Más tarde, cuando me 'liberé', con todo lo que sabía (teoría y praxis), lo empleé entrenar equipos. Me encanta el ser humano, su complejidad, su potencialidad, su psique...

No me gusta liderar a todo el mundo: no me gustan las personas que no están dispuestas a aprender, ni las envidiosas, ni las celosas, ni las falsas... He tenido excelentes colaboradores (hombres y mujeres). No obstante, también me tropecé con damiselas de imposible flojera de diadema que no se las deseo ni a mi peor enemigo.

Para emprender no hace falta tener una empresa sino objetivos, sueños, metas...

Yo emprendo. Y, ¿tú?


(c) Rosetta Forner, 26 Sept 2017
E-mail: info@rosettaforner.com







No hay comentarios:

Publicar un comentario